O Senado aprobó el miércoles (25) el proyecto de ley 4.554 / 220 que prevé mayores penas para fraude digital. El texto agrava las penas por delitos como invasión de dispositivos, robo y fraude que involucren medios digitales, conectados o no a internet.
 
El proyecto de ley, que modifica el artículo 155 del Código Penal, establece la figura calificada para el delito de hurto cuando se comete por medios electrónicos o informáticos. La pena será de tres a seis años de prisión.
El proyecto de ley también prevé un aumento de dos tercios de la pena cuando el delito se comete contra los ancianos y un tercio cuando se usa servidores en territorios internacionales.
 
La propuesta pasa ahora a análisis en el Câmara dos Deputados.
 
Reproducción
El documento aprobado fue el sustituto propuesto por el senador Rodrigo Cunha (PSDB-AL), relator del asunto. Crédito: Leopoldo Silva / Agência Senado
 
En caso de fraude, la ley prevé penas de prisión de uno a cinco años. Sin embargo, con el sustituto, pasa de cuatro a ocho años si el delito se comete utilizando datos electrónicos facilitados por la propia víctima o por terceros inducidos por error. Es decir, con datos obtenidos a través de correos electrónicos fraudulentos, estafas por redes sociales o contactos telefónicos, por ejemplo. La pena también se incrementa, como en el caso de robo, si el delito se comete utilizando un servidor fuera del país o contra personas mayores o vulnerables.
 
Con la ley, se determina además que la competencia para juzgar delitos digitales está determinada por el lugar donde reside la víctima.

Mayor fraude en la pandemia

El autor del proyecto, el senador Izalci Lucas (PSDB-DF), justificó la iniciativa por el incremento del fraude electrónico desde el inicio de la pandemia, especialmente las estafas relacionadas con la ayuda de emergencia.
 
“Hay más de 11 millones de fraudes digitales en los últimos meses, solo en la ayuda de emergencia hubo 600 fraudes. Casi mil millones ya, económicamente hablando, de fraude en relación a la ayuda de emergencia y fraude por WhatsApp. Entonces, presenté un proyecto en esta línea con respecto a la delincuencia digital por lo que está pasando ahora ”, dijo. 
 
El texto aprobado sustituye al relator senador Rodrigo Cunha (PSDB-AL), y en un principio la propuesta contemplaba una pena de prisión de hasta ocho años por fraude digital. El diputado destacó que el delito de hurto tiene un potencial ofensivo medio y defendió que "no se debe abordar la banalización del Derecho Penal como solución a todos los males que enfrenta Brasil".
 
fuente: La Agencia Senado
 

publicidad