Este lunes (12), el Tercer Panel de la Corte Superior de Justicia (STJ) condenó al operador TIM por práctica abusiva e impuso una multa de R $ 50 millones por daños morales colectivo.

A operadora fue acusado por el Ministerio Público del Distrito Federal y Territorios (MPDFT) de interrupción automática de llamadas telefónicas de suscriptores del plan TIM Infinity.

publicidad

La acción civil pública interpuesta por el MPDFT consideró no solo las constantes caídas de llamadas, sino también la mala calidad de la señal.

La imagen muestra, en una superficie, el mazo del juez y una balanza de justicia.
TIM recibe una multa de 50 millones de reales por prácticas abusivas y daño moral colectivo. Crédito: Shutterstock

Prácticas abusivas

Según el MPDFT, TIM ofreció a los clientes del Infinity Plan la promesa de llamadas con duración ilimitada por un cargo solo en el primer minuto.

Según una investigación civil pública iniciada por la Fiscalía de Protección al Consumidor (Prodecon) y diversos procedimientos de inspección realizados por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), TIM incumplió sistemáticamente la oferta.

En la práctica, los usuarios del Plan Infinity se vieron obligados a rehacer las llamadas después de ese primer minuto, porque la empresa interrumpió el servicio, lo que, en consecuencia, obligó al cliente a cargar nuevamente con el costo del primer minuto de la llamada.

Según el ministro Villas Bôas Cueva, relator del caso ante el STJ, el daño causado a los consumidores es evidente.

“No existen dudas en cuanto a los elementos que justifican la solicitud realizada por el MPDFT en la acción civil pública propuesta, habiendo quedado plenamente acreditada la deficiencia en la prestación del servicio, los perjuicios que soporta la comunidad de consumidores y, además, la vínculo causal entre los daños y la conducta comisiva de la acusada, todo en base a la publicidad engañosa que ella divulgó ”, dijo el ministro, en su voto.

¡Vea también!

Para el ponente, la imposibilidad de medir el alcance del daño material causado individualmente a cada consumidor lesionado no le impide poder fijar un valor de indemnización, si se consideran parámetros técnicos y proporcionales. Por eso, la multa se fijó en R $ 50 millones.

Inconsecuencia

Esta no es la primera vez que TIM ha sido multado por ofrecer un servicio que no concuerda con lo que realmente se entregó.

En 2019, la Secretaría Nacional del Consumidor (Senacon) del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, aplicó la multa de R $ 9,7 millones la empresa. En ese momento, la empresa de telecomunicaciones habría cobrado por productos y servicios no contratados por los clientes.

Vía: STJ