Por André Prado *

A pandemia aceleró la digitalización de nuestras vidas e interacciones. Se empezaron a estructurar procesos que antes eran muy empíricos para satisfacer las necesidades de la sociedad. En logística, la tecnología siempre ha estado presente y, debido a cambios en el escenario, se están produciendo cambios importantes para mejorar el servicio a clientes y destinatarios. Es dentro de este escenario donde Logística 4.0 cobra relevancia.

publicidad

Con la nueva realidad, las experiencias del consumidor cobraron importancia y con ello las percepciones se convierten en una forma de buscar mejoras para agilizar procesos y automatizar interacciones. el boom de e-commerce hizo que las empresas de logística, que representan el final del ciclo de compras, busquen nuevas aplicaciones tecnológicas e innovadoras para brindar soluciones integradas, consistentes y disruptivas que apoyen toda la operación.

Ante estas necesidades, logtechs, startups enfocadas a la logística, están ofreciendo varias soluciones. Algunos estudios, como la encuesta de KPMG, en alianza con Distrito, muestran que el 19% de las logtechs se dedican a soluciones de entrega, demostrando que esta es la principal preocupación de las empresas de logística. Además, se busca nuevas tecnologías para temas de logística inversa, almacenamiento de insumos y productos e intermediación entre proveedores de transporte y transportistas. Esto refuerza la Logística 4.0 y la necesidad de actuar en una cadena unificada.

Entre los principales objetivos de la implementación de Logística 4.0 se encuentran temas relacionados con un flujo ágil y confiable, además de monitorear las entregas, la gestión del tráfico y la revisión del enrutamiento. Por tanto, es fundamental facilitar el acceso al consumidor final para que pueda seguir todo el recorrido del producto adquirido, en tiempo real. Esto aumenta la confiabilidad y brinda una experiencia positiva al cliente.

Leia mais:

También es necesario destacar la logística omnicanal. Este concepto juega un papel fundamental a la hora de ofrecer una experiencia al cliente para que exista integración en las operaciones de venta, independientemente de los medios y canales utilizados para adquirir el producto. Sin embargo, desafíos como el intercambio y devolución de mercancías, el control de inventarios, los procesos integrados y el transporte comienzan a resolverse con la era 4.0, mediante la gestión eficiente de los activos existentes y la conexión entre clientes, destinatarios y socios.

La transparencia y visibilidad de las operaciones, mediante el uso de cuadros de mando y herramientas analíticas, son formas de incrementar el control de las empresas logísticas, además de un abanico de soluciones complementarias, de acuerdo con las necesidades de quienes serán los intermediarios. El uso de tecnologías disruptivas juega un papel fundamental en la nueva era de la logística.

En esta línea, el uso de la investigación operativa en la búsqueda de la solución óptima, o lo más cercana posible, está cambiando la forma de entender la logística en los próximos años. Si antes la solución obvia eran los modelos operativos estandarizados que siempre se utilizaban, hoy el escenario es totalmente diferente. Con la digitalización, las matemáticas y las ciencias complementarias, pueden ayudarnos a encontrar caminos nunca imaginados.

Como ejemplo, tenemos aplicaciones de ruta que indican rutas alternativas, que a menudo son más rápidas y racionales de lo que solíamos. Sin el soporte de secuencias de comandos a través de la investigación operativa y la digitalización de carreteras, no podríamos haber imaginado que existían.

A partir de toda esta evidencia, concluimos que la búsqueda de la mejor solución y la experiencia del cliente son los secretos del éxito de Logística 4.0. No basta con que el consumidor tenga una gran navegación dentro de un sitio web, por ejemplo, y al final el producto no llega, alcanza un coste elevado o tiene algún problema en el flujo operativo. Los pilares de la logística se han modernizado y ahora son digitales, porque el mundo es digital, y esa es la gran diferencia.

* André Prado es CEO de BBM Logística

¿Has visto nuestros nuevos videos en YouTube? ¡Suscríbase a nuestro canal!