Por Juan Jensen *

Hablar de la importancia del análisis de datos hoy en día es redundante. LOS pandemia de COVID-19 reforzó el valor que las decisiones basadas en la información tienen en el día a día de empresas. Los que estaban más estructurados para ello fueron capaces de adaptarse más rápidamente a los problemas impuestos por el coronavirus.

publicidad

Por otro lado, la gran mayoría que aún veía el medio ambiente digital como algo secundario en su estrategia, sucumbió a la incertidumbres económicas. Sin embargo, no basta con estar dispuesto a analizar datos. Necesita incorporar ciertas características en su estructura. Verificar:

1 - Cultura basada en datos

No sirve de nada despertarse de repente y decidir que su empresa va a realizar análisis de datos en sus procesos, ¡y aún así esperar resultados rápidos! Es necesario desarrollar una cultura impulsada por los datos dentro de la organización. Es decir, implementar iniciativas que estén totalmente orientadas al acto de recolectar, procesar, almacenar y analizar datos. Si bien este es un tema muy importante, no todas las empresas cuentan con este servicio maduro y consolidado. Por tanto, es necesario insertarlo en el día a día corporativo.

2 - Objetivos claros

Además de tener una cultura basada en datos, debe definir claramente qué hacer con ella. Antes de recolectar y analizar información, la empresa debe identificar las metas y objetivos que pretende lograr con la tarea. Hoy en día, ya no puede almacenar todos los datos que encuentra en el entorno digital. La Ley General de Protección de Datos Personales (LGPD) está vigente desde septiembre de 2020 y establece reglas y estándares para las organizaciones sobre el uso consciente de esta información.

¡Lee también!

3 - Establecimiento de prioridades

Es un error pensar que los datos, por sí mismos, proporcionarán todas las respuestas que la empresa necesita. Es solo un elemento que debe combinarse con otros datos para luego brindar inteligencia. Por tanto, es necesario saber qué información es la más prioritaria para el negocio y centrarse en analizarla para poder tomar las mejores decisiones. ¿Necesita un minorista de tecnología saber el tipo de ropa que usa un usuario, por ejemplo?

4 - Cumplimiento

Todas las empresas en algún momento ya han escuchado esta expresión entre 2019 y 2020. Es el término de moda en el entorno empresarial y se refiere a la adecuación de los procesos internos y externos a las buenas prácticas de mercado, estándares y legislación vigente en el sector. Con la LGPD vigente y con las sanciones vigentes a partir de agosto de 2021, es necesario crear una política de gobierno corporativo para aclarar el camino de la información dentro de la empresa. Si es posible, con un profesional especializado y exclusivo para este servicio.

5 - Tecnología eficiente

Finalmente, la empresa debe contar con una estructura tecnológica capaz de soportar todas las tareas inherentes al análisis de datos: recolección, procesamiento, procesamiento y almacenamiento de información. Dado el gran volumen de datos, ¡ya no puede hacer todo eso con hojas de cálculo! La buena noticia es que la organización no necesita invertir en soluciones tecnológicas. Basta encontrar empresas especializadas en este segmento para tener acceso a un nuevo mundo de información y decisiones, potenciando el negocio en su conjunto en el futuro.

* Juan Jensen es presidente y director financiero de 4intelligence en 4Intelligence, una startup de soluciones que respaldan la toma de decisiones a través del análisis de datos.

He visto los videos en YouTube do Olhar Digital ? ¡Suscríbete al canal!